Ciencia

Segundo laboratorio espacial de China, Tiangong 2

El día de hoy Jueves quince de septiembre a las diez de la noche en la ciudad de Pekín, cuatro de la tarde en España, si todo ocurre conforme lo previsto, los técnicos de la estación china de lanzamiento de satélites Jiuquan, en el desierto del Gobi completarán su cuenta atrás para el despegue de un cohete Larga Marcha 2F. Su objetivo, poner en órbita un laboratorio espacial, el Tiangong 2 (“Palacio Divino 2”). Y con esto, conseguir un nuevo salto del ambicioso programa espacial que China, vetada por EE UU de cooperar con la NASA en la exploración del Cosmos, ha emprendido a solas.
A lo largo de su extendido tiempo en el espacio, que se estimó cuando se lanzó en dos mil once en solo un par de años, el Tiangong 1 ha llevado a cabo ensayos en tecnología y exploración del medio ambiente espacial, entre otros muchos, que “han contribuido al programa espacial nacional”, apunta la organización.
Además de esto, las naves espaciales Shenzhou-8, Shenzhou 9 y Shenzhou 10 se acoplaron exitosamente al laboratorio a lo largo de estos años.
El próximo año se acoplarán a la Tiangong 2 la Shenzhou 11 y el primer carguero Tianzhou 1 (天舟, ‘navío celeste’), una nave de trece toneladas que va a despegar a través de un cohete Larga Marcha CZ-siete desde el nuevo centro espacial de Wenchang. En dos mil dieciocho se lanzará el primer elemento de la nueva estación espacial china Tiangong de importante tamaño, ya antes famosa como ‘Gran Estación Espacial China de 2020′. Este módulo se va a llamar Tianhe (天和, ‘armonía celestial’) y va a tener una masa de veintidos toneladas, con lo que habrá de ser puesto en órbita por el Larga Marcha CZ-5B, el vector chino más potente en servicio.
Este año, China amontonará una cantidad récord de veinte misiones espaciales, y entre ellas se halla la prueba del cohete propulsor de fabricación local Larga Marcha siete, cuyo objetivo va a ser poner en órbita el primer carguero espacial chino, el Tianzhou 1 (que significa literalmente “nave divino”).
ste año, asimismo se espera poner en órbita 2 nuevos satélites para el sistema para la navegación chino Beidou, la contestación del país al estadounidense GPS, y uno que se sumará a la red de observación terráquea Gaofen.
 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top