Comunicados

RAI, el registro de morosos

La morosidad es un tema que se debe de atajar

La lista de morosos en un país pertenece a un registro privado, por lo que realmente no cualquiera puede consultar el RAI. Sin embargo, llevar una administración y gestión del mismo es necesaria, para así poder tener catalogados a todas aquellas empresas como particulares los cuáles son añadidos a este registro cuando tienen en su haber una deuda (o más de una) que supere o iguale la cantidad de 300 euros.

Evidentemente, se requieren documentos y pruebas para poder incluir a una persona de la RAI, por lo que un documento con la firma del deudor, así como algún cheque bancario, pagarés o cualquier tipo de letra estipulada son obligatorios para poder añadir legalmente a alguien en esta lista oficial de morosos.

Además, esta deuda debe de haber llegado a los tres meses de prolongación, tiempo estipulado legalmente para poder denominar a una persona deudora como morosa de forma oficial, e incluirla en el listado junto al resto de morosos.

Las consecuencias de estar incluído en el registro RAI

Evidentemente, esto supone una serie de consecuencias para las personas afectadas, ya que en términos legales eres una persona o empresa sin posibilidades económicas ya no solo para tu propio sustento, sino para el de los demás: si no eres capaz de pagar las facturas, es que necesitas dinero. Sin embargo, lo primero que hacen los bancos es consultar este listado, por lo que te será prácticamente imposible el encontrar métodos de financiación para los morosos, al menos en este ámbito.

Además, en términos legales cualquier empresa con la que comercies o para la que sirvas de intermediario, será informada de tu situación, afectando a las relaciones comerciales entre ambos, por no hablar de los problemas legales que conlleva el estar dentro de la lista de morosos, y que cualquiera que consulte tu nombre en ella encontrará todos los datos al respecto: cantidad debida, tiempo que lleva contraída la deuda, si se ha saldado dicha deuda o no, etc.

¿Cuándo desaparece tu nombre del registro de morosos?

Es más complicado de lo que parece, porque no solo basta con saldar todas tus deudas: a raíz de que eso ocurre, aún estarás durante un mes completo (30 días) figurando como moroso dentro de la RAI. Es algo así como un “tiempo de prueba” donde deberás de mantenerte al día en el resto de pagos y por supuesto no contraer nuevas deudas, ya que de ser así no abandonarás la lista al acabar los 30 días mencionados anteriormente.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top