Internacional

Perdido el control con Schiaparelli al pisar Marte

Schiaparelli

Sin noticias de la nave europea en Marte. La Agencia Espacial Europea no ha podido confirmar el día de hoy que el módulo Schiaparelli haya aterrizado de forma exitosa en el planeta, si bien las sensaciones no son buenas.
La señal de la sonda, que pretendía efectuar el primer aterrizaje europeo en Marte, “se ha parado inmediatamente antes del aterrizaje, meridianamente no son buenas señales, mas debemos todavía confirmar qué ha sucedido”, ha dicho a última hora de esta tarde Paolo Ferri, directivo de operaciones de la ESA. Palpablemente abatido, Ferri ha añadido que los ingenieros de la ESA van a trabajar “toda la noche” para examinar los nuevos datos que aguardan percibir durante esta noche. “Esta era una misión de prueba, y como tal deseamos saber qué ha sucedido”, ha señalado Ferri.
A media noche la agencia va a recibir en su centro de control de operaciones datos de telemetría que ha mandado el satélite -Orbitador de Gases Traza (OGT)- y que van a ser analizados a lo largo de la noche. La ESA va a dar mañana más información de qué ha sucedido con el módulo de aterrizaje. Estima que posiblemente Schiaparelli haya comenzado el descenso, se haya despegado el paracaídas y después se haya separado del escudo frontal y del paracaídas, mas no está claro si se ha estrellado contra la superficie o bien si ha aterrizado. Ferri descartó que el satélite MRO de la agencia estadounidense NASA haya logrado datos de Schiaparelli.
Las primordiales hipótesis son evidentemente dos: o la maniobra de descenso y aterrizaje no se desarrolló como estaba previsto -hubo una colisión contra la superficie o bien cayó en un sitio inalcanzable, por servirnos de un ejemplo- o el módulo padeció algún inconveniente técnico que le impidió trasmitir datos. 2 veteranas sondas aún activas en Marte, la europea ‘Mars Express’ y la estadounidense ‘MRO’, transitaron por el presunto sitio de aterrizaje y no pudieron contactar con el módulo. Se procurará nuevamente.

La sonda TGO viajó a lo largo de 7 meses hasta Marte al lado del aterrizador Schiaparelli, del que se apartó el dieciseis de octubre, para cumplir sus misiones respectivas. El orbitador, segundo de la agencia europea en órbita marciana aparte del Mars Exprés, procederá a registrar las fuentes de metano y otros gases en el planeta colorado, y va a ayudar a escoger el sitio de aterrizaje del astromóbil ExoMars que va a ser lanzado en dos mil dieciocho.
Conforme los planes previstos, el contacto de ‘Schiaparelli’ con la atmosfera debía generarse a las dieciseis.42 y el descenso final se iba a alargar a lo largo de 6 minutos, hasta tocar tierra a las dieciseis.48. Se abriría un paracaídas, entonces se activarían unos retropropulsores -guiados por un altímetro láser- y el impacto final sobre la superficie sería amortiguado por una estructura comprimible de aluminio. La confirmación de la maniobra se iba a percibir diez minutos después, el tiempo que tarda la señal en llegar a la Tierra desde Marte. Mas no fue de esta forma. Lo único seguro, puesto que se recibió una confirmación, es que el módulo llegó a la atmosfera y después se abrió el paracaídas. Desde entonces no se sabe nada.

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top