Sociedad

Motivos de la popularidad de los tendederos en la sociedad

Características de estos útiles tan comunes

Puede que no sea lo más llamativo de un hogar, pero realmente los tendederos son un elemento principal del mismo, ya que sin ellos, nos sería prácticamente imposible realizar tareas esenciales del hogar, como es el poder tender la ropa y que ésta se seque después de cada lavado. Pese a que existen otras alternativas como por ejemplo las secadoras, el comprar tendederos es sin duda alguna la opción más rentable y práctica teniendo en cuenta tanto su precio como las utilidades que este ofrece, y es que no siempre vamos a poder confiar en el buen funcionamiento de un electrodoméstico, ya sea por problemas en el cuadro eléctrico de la luz, el enchufe, o inclusive con la secadora en sí misma, la cual y al igual que el resto de aparatos eléctricos puede sufrir una avería con facilidad.

Ventajas de los tendederos con respecto a las secadoras

1) No consumen ningún tipo de bien de primera necesidad como electricidad, etc. Por lo que el gasto derivado de este elemento es cero, mientras que la secadora te hará aumentar en gran medida la factura de la luz, y ante cualquier imprevisto con ésta, no podrás utilizarla. En cambio, los tendederos siempre serán funcionales (a no ser que se rompan del todo).

2) Gran amplitud y espacioso para secar una mayor cantidad de ropa.

3) No requiere de estar enchufado ni de ningún tipo de elemento que lo nutra para realizar su función, tan solo tiende la ropa y ésta se secará por sí sola con el paso del tiempo.

4) Múltiples funciones: se puede utilizar como muestrario de prendas y no simplemente para secarlas.

5) Su precio: mucho más económico sin duda alguna que una secadora, y por ende más práctico, pudiendo escoger de entre una gran variedad. A continuación, te expondremos los mejores tendederos según su popularidad en cuanto a compras en la sociedad.

Tipos de tendederos más utilizados 

Tendederos de pared: Son los más comunes, y su composición se basa especialmente en cuerdas muy tensas, las cuáles van de una pared a otra para que entre ellas se pueda colgar la ropa de forma fácil y sencilla (y sujeta por pinzas, por supuesto).

Tendederos para el techo: Menos comunes, pero igualmente populares. Sufren una pequeña desventaja con respecto a las otras variantes las cuales se centran sobre todo en su montaje, ya que es necesario ciertos elementos específicos para ello, ya que de lo contrario no podría mantenerse colgando y firme, tanto cuando está desplegado cuando se ha recogido.

Tendederos plegables: Son, junto a los tendederos para la pared, aquellos más solicitados por la sociedad debido a lo prácticos que son y su precio. Un tendedero plegable puede montarse inclusive dentro del hogar, en mitad del pasillo o en el lavadero, sin necesidad de instalar bisagras ni cuerdas como es el caso del primero. Además, es muy sencillo encontrarlo en cualquier tienda de accesorios para el hogar, e inclusive bazares.

Tendederos para interiores: Si bien una de las características más asociadas con este utensilio es que normalmente son usados en zonas exteriores como terrazas, patios, etc. No siempre se dispone de dichas zonas en una vivienda, e igualmente es necesario utilizar un tendedero, por lo que existen algunos tendederos para interiores basados en un sistema de pinzas y perchas, así como otro en cuerdas, para poner en lavabos, lavaderos, o cuartos de baños secundarios.

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top