Comunicados

La calidad y la excelencia como verdaderos seguros de éxito para emprendedores

Una PyME es una de las metas primarias de los emprendedores, que no es más que una persona que quiere convertir una buena idea en el mejor negocio de su vida. El emprendimiento es uno de los procesos más difíciles de la formación de una compañía que, en algunos casos, comienzan con un solo entusiasta.

Más allá de crear un producto o servicio de una idea de negocio, también se trata de convencer al público objetivo de que lo compre, pues éste tiene un valor agregado por sobre la competencia. Si analizamos a profundidad este factor, vemos que una de las claves de éxito de los emprendedores es el valor agregado.

Se trata de un factor diferenciador vital dentro de un entorno altamente competitivo; desde la modernización tecnológica y la evolución del mercadeo a lo que conocemos hoy, el producto en sí mismo no es suficiente y tampoco la forma en la que lo vendes.

Los clientes ahora buscan que un producto les dé algo más que no encuentren en sus equivalentes y un hecho importante de entender, es que este valor no necesariamente tiene que estar en el producto, pero si ser parte de él.

La atención, por ejemplo, puede ser diferenciador en la competencia en general, sobre todo en productos que son complejos o que tienen un umbral de uso y aplicación destacado; los clientes siempre tienen dudas y saber que alguien puede escucharles y orientarles puede significar, inclusive, fundar fidelidad en los compradores.

Otro ejemplo es la calidad de manufactura o de servicio; en una era de venta masiva, el proceso de manufactura o la estandarización del préstamo de un servicio suele ser una solución rápida al abaratamiento de los costes, que a su vez permite competir con precios más económicos.

El problema de esta estrategia es que puede desembocar en productos que no cumplen con la idea de durabilidad que tienen sus clientes, o para el caso de los servicios, que éste no tenga un mínimo de personalización, pues por más estandarización que haya, no todos los clientes son exactamente iguales.

Diferenciarse con un préstamo de servicio más personalizado o una calidad de manufactura y durabilidad que cumpla las expectativas puede suponer la preferencia de los clientes objetivos frente a la competencia.

Además de que esto también forma una imagen del emprendedor en donde el cliente es el objetivo de preferencia. La excelencia en los aspectos mencionados y en muchos más es lo que pueden asegurar el éxito perseguido.

 
Haz click para comentar
Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top