Naturaleza

Evolución personal y equilibrio con la alimentación macrobiótica

En occidente se tiende a separar cada disciplina de conocimiento como un conjunto de ideas autónomo. La macrobiótica pretende orientar la alimentación según los principios más asentados de las filosofías orientales.

Al decir macrobiótica en muchos surge la idea de una forma de alimentación próxima al vegetarianismo. En otros encuentran una relación con una filosofía de alimentación orientada a fortalecer la salud y prolongar la vida. Sin embargo para entender de qué hablamos cuando hablamos de comida macrobiótica es mejor prescindir de las etiquetas.


La filosofía de vida llega a la mesa.

La alimentación humana en occidente se suele simplificar con una visión puramente nutricionista. El vínculo que debería establecerse entre persona y naturaleza en el acto de comer se resquebraja y se  impone otro modelo más mecanicista. Se considera la comida como el combustible homogéneo e indiferenciado de un motor exclusivamente.

En todas las escuelas médicas orientales se recalca en multitud de ocasiones la importancia del equilibrio entre fuerzas opuestas pero complementarias. La enfermedad se interpreta como una desarmonía entre ellas. La salud por el contrario es una manifestación del equilibrio de energías

La unidad plena de todo lo que existe se descubre por una toma de conciencia en la que la alimentación puede ser una vía más. Según eso es posible construir una disciplina personalizable que armoniza a la persona con la unidad que hay en todo para favorecer su desarrollo.  

Las joyas de la alimentación macrobiótica

La alimentación macrobiótica es todo lo contrario de una forma de alimentarse rígida o dogmática. Antes al contrario da unas pautas elegir el propio camino pero respetando las leyes que gobiernan la armonía en la totalidad de lo existente. Dicho esto, vemos que en la alimentación macrobiótica hay un papel muy importante reservado a los cereales.

La soja es otro producto de origen vegetal que se respeta mucho por las propiedades excepcionales para la alimentación humana. Es la fuente principal del miso que de la soja junto con cereales y sal marina forman una pasta fermentada por un hongo. Los beneficios principales de este recurso son un efecto equilibrante en la función intestinal y alcalinizante en la suma de los procesos que tienen lugar con el metabolismo.

Las ciruelas umeboshi son otra especialidad que se descubre siempre al conocer la filosofía macrobiótica. Se trata de una especialidad con base en el fruto de la ciruela que por un cuidado proceso de secado y prensado adquiere virtudes de alimento singularmente beneficioso para la salud. La alta concentración de oligoelementos, calcio hierro y fósforo se acompaña por altas concentraciones en otros nutrientes fundamentales como las proteínas. En definitiva una gran fuente de salud.

Por último, en la alimentación macrobiótica destaca el papel de las algas. Es un recurso alimentario profundamente estudiado por las tradiciones orientales y sobre todo en Japón donde la macrobiótica dio sus primeros pasos.

El mar produce en estas especies vegetales acuáticas una acumulación precisa de sales, oligoelementos y proteínas tan apreciados en la alimentación humana. La concentración en proporciones equilibradas es lo que más destaca en esta parte destacable de una dieta macrobiótica.

La variedad de productos que se pueden agrupar en esta categoría es otra ventaja indiscutible. Se puede adaptar al gusto personal las aportaciones que en formas de algas realiza el mar en el abanico de recursos alimentarios para hacer de las comidas diarias una fuente de salud.

La alimentación macrobiótica descubre en los hábitos alimentarios una forma de crecimiento personal que trasciende un poco sus efectos saludables. La ambición de sus fines es una medida de la seriedad y exigencia metodológica incluída en el estilo de vida de la macrobiótica.   

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top