Comunicados

Dilema a la hora de elegir regalos de boda

El qué regalar ante una sucesión de bodas se convierte cada vez más en una preocupación de los invitados

Las bodas suben como la espuma, es la conclusión que sacan los expertos ante el boom económico del negocio del amor. Es cierto que a nivel estadístico la gente se casa cada vez menos pero, paralelamente, aumenta el gasto si se da el esperado evento. Decimos esperado porque otra tendencia marcada si comparamos entre generaciones es que, cada vez más, la gente se casa más tarde, alrededor de los 34 y los 37 años. Esto explicaría el incremento de la inversión; unos novios más mayores suelen tener también más estabilidad económica y, posiblemente, más ganas de darse un capricho en forma de una boda sin reparar en gastos.

No solo gastan los novios

Cuando se habla de bodas y de gastos se suele hacer hincapié en los novios, por supuesto. Son ellos normalmente, o sus progenitores en forma de ayuda sustancial, los que cargan con el mayor peso del evento. Pero a menudo olvidamos que los invitados no se quedan cortos. Especialmente cuando uno entra en la treintena y sus redes sociales se empiezan a llenar de “bodas y bautizos”, es posible encontrarse con la situación de tener el calendario a tope con auténticas “baterías de bodas”, enlazadas una detrás de la otra. Es ahí cuando nos tiembla la cartera.

Varios frentes abiertos

Para los invitados, más allá del cubierto, los gastos determinantes suelen ser la etiqueta (comprar vestidos o trajes no es precisamente barato, sobretodo si no se quiere repetir outfit entre una boda y otra) y los famosos regalos de bodas.

Algunas parejas dejan este último apartado acotado (sugieren a sus invitados qué regalar), otras piden directamente una suma de dinero y muchas otras, simplemente dan la libertad a los invitados de ajustar su ofrenda y, de paso, su bolsillo.

El sector de regalos de boda también se ha visto favorecido por este boom económico del sector y, afortunadamente, hoy en día podemos encontrar multitud de detalles de boda interesantes simplemente navegando por Internet. Se busca el gesto por encima de lo espectacular, productos con un diseño original y, cada vez más, personalizado, que nos ayuden a sorprender sin tener que vaciarnos el bolsillo. Estas perchas personalizadas con el nombre del novio o la novia, por ejemplo, son una buena idea y un buen referente de esta tendencia, en la que se busca conseguir una boda (y un posterior reportaje) cuidado al más mínimo detalle.

Ya lo sabes, si en el calendario toca boda pronto y aún tienes dudas sobre qué regalar, no te compliques la vida; imaginación, originalidad y, siempre a mano, Internet.

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top