Política

Debate a 4: El duelo histórico

debate a 4

Si es verdad que la campaña del veintiseis-J será una de las más definitivas de la historia, con alrededor de un 30 por cien de los electores todavía indecisos, el discute de esta noche entre los 4 primordiales candidatos puede resultar un punto de inflexión determinante. Va a ser el primer enfrentamiento a 4 de esta etapa democrática y único en esta campaña. Y como no existe, de partida, la opción de que un partido gane con mayoría absoluta, ilustrará sobre sus diferencias y afinidades frente a una más que previsible política de pactos postelectorales.

Rajoy, Sánchez, Rivera y también Iglesias se colocarán por este orden de izquierda a derecha de la pantalla, ante un atril y sin móviles ni otros dispositivos electrónicos. Los temas de debate se organizarán en 4 bloques: Economía y Empleo (36 minutos), Políticas Sociales (36 minutos), Reformas Institucionales y Regeneración Democrática (36 minutos) y Política Exterior (10 minutos). Para finalizar, cada candidato dispondrá de 8 minutos para aclarar a los espectadores qué acuerdos desea proponer tras el 26J para lograr la mayor parte parlamentaria, frente a la previsión de una fragmentación afín a la de los precedentes comicios y una dificultad de pactos como la que ha llevado a la repetición de elecciones.

Blanco será la responsable de entregar la bienvenida a la audiencia, Vallés va a explicar la mecánica del debate y Piqueras elaborará la primera cuestión. A continuación, la cronista de TVE moderará el primer bloque temático, dedicado a economía y empleo; Vallés el segundo, de políticas sociales; y Piqueras el tercero, de reformas institucionales y regeneración democrática. No obstante, los 3 cronistas van a poder intervenir o bien hacer preguntas en cualquier momento.

Entre las pocas cosas en las que están conforme ahora los tres aspirantes es en que Rajoy no puede continuar en el poder, incluso aunque gane el Partido Popular. Sánchez, Iglesias y Rivera abogan por la necesidad imperiosa de un cambio en el Ejecutivo y en el liderazgo del PP. Esa razón, sostenida sobre todo en el reguero de casos de corrupción que han afectado a ese partido, no ha resultado hasta el momento suficiente a fin de que aparquen sus divergencias abisales en casi todos los otros apartados de la vida política. PSOE y Podemos y Partido Socialista y Ciudadanos concluyen, no obstante, que la mayoría de su programa y sus ideas sí son o pueden ser muy coincidentes.

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top