Comunicados

Alopecia: problemas y soluciones

El trasplante capilar da esperanzas a una gran parte de la población.

El problema de la calvicie es algo que una afección que ha asolado a nuestra sociedad desde tiempos ancestrales, sobre todo al género masculino, los cuáles por genética propia son mucho más frecuentes a quedarse calvos, aunque no es algo exclusivo de los hombres.

Siempre han existido personas con poco pelo, casi calvas, las cuáles por el simple paso de la edad o por alopecia hereditaria cada vez clarean más, hasta que ven cómo ya definitivamente no les crece pelo en ciertas zonas del cuero cabelludo. Hay personas que llevan mejor este tipo de situaciones, y decide asimilarla o enfrentarla lo antes posible, aceptando su poco pelo o bien rapándose, para tener así un “look” más jovial y no dejar que sea la genética la que decida por ti.

Tal y como informa el mundo-capilar.com se debe de conocer que existen dos grandes grupos o tipos de alopecia androgenética, una que afecta a la mayor parte de la población (sobre un 70%) y otra a tan solo un 4 o 5%, producto de enfermedades muy extrañas o agresivas, las cuáles afectan directamente en la raíz de los forúnculos capilares, impidiendo su crecimiento.

Por suerte, actualmente existen métodos muy efectivos comprobados científicamente los cuáles pueden ayudar a recuperar el pelo en según qué zonas del cuero cabelludo. Evidentemente, no son métodos milagrosos, ni mucho menos, y tan solo podrás volver a recuperar un porcentaje de dicho pelo en zonas despobladas, pero en ningún caso podrás hacer crecer pelo totalmente nuevo. Estamos hablando de los trasplantes capilares.

Hay multitud de tratamientos para evitar perder el pelo y reforzarlo, o bien estimular su crecimiento, pero sin duda alguna aquel más efectivo es el trasplante capilar: normalmente, se suele utilizar una zona propia de tu cuero cabelludo como pelo donante a implantar en el resto de zonas con calvas, y es precisamente por este motivo por el cual es tan efectivo este método, ya que realmente estás implantando pelo de tu propio organismo, y este no lo rechazará. Al menos no en su totalidad. Y es que, a menudo, existe la necesidad de realizar una segunda intervención, ya que el resultado no siempre es 100% efectivo desgraciadamente, aunque no es lo más común.

Además, si ves cómo los mechones de pelo implantados cen en abundancia no debes de temer: es un proceso natural mediante el cual tu cuerpo renueva de forma natural y automática este nuevo elemento insertado en el organismo, y es ahí donde comienza realmente el proceso de recuperación del implante capilar: dentro de la raíz se quedan afianzados los bulbos capilares, con la finalidad de que en unos pocos meses vuelva a poder crecer pelo de ese forúnculo de forma totalmente natural. Existen muchos tipos de trasplantes, con su propia metodología y denominación, pero por norma general así es como funcionan todos los trasplantes de corte general. Hay algunos que pueden dejar marca en la zona donante (una pequeña cicatriz) de la cual se extrae el pelo implantado, pero es también una de las formas más efectivas de hacerlo, ya que así lo extraes directamente de la raíz, siendo mucho más efectivo este tipo de implante.

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top