Viajes

Abren el primer restaurante nudista del mundo en…

Desde pequeños siempre nos dijeron que la desnudez humana es obscena, y es que provenimos de una sociedad muy pudorosa… aunque en parte sea así, es injusto echarle la culpa a nuestras abuelas porque su mentalidad viene derivada de la situación política que les tocó vivir en su día, pero poco a poco incluso ellas se han ido modernizando.

Parece un tema banal, pero ha dado incluso para un spot de televisión, ¿saben de cuál les hablamos? En efecto, ese tan entrañable en el que un señor nos cuenta que su madre, octogenaria, le ha pedido ir a ver una playa nudista antes de morir.

Aunque nosotros lo hemos asimilado, aún hay algunas de nuestras madres que sueltan aquello de “menuda desvergonzada” cuando se cruzan con una chiquilla haciendo ‘topless’ en la playa. Sí, se les terminará pasando en unos años, ¿pero qué dirían de sentarse a comer en un restaurante en el que estuviesen rodeadas de desconocidos desnudos?

¿Se lo imaginan? Pues no, dejen de imaginárselo, porque a partir del mes de junio van a poder echarse unas risas bien a gusto si les apetece, ¡y es que inauguran el primer restaurante nudista del mundo en pleno centro de Londres!

Nudista. En pelotas. Sin nada de ropa, vaya. “¿Y eso se puede hacer? ¿Cumple con las normas de higiene?” Pues no nos lo habíamos preguntado nunca, pero si les han concedido todos los permisos… ¡parece que sí!

Eso sí, vayan olvidándose de comerse una buena paella, porque por el momento lo único que se cocinará en sus cocinas será comida india.

El nombre del local, The Bunyadi, significa “lo fundamental, lo natural”, y no podría ser más apropiado, ya que no se necesitarán más que las ganas para poder sentarse a su mesa. De hecho, todo lo demás estará de más.

Según hemos podido saber, a la entrada habrá unos vestidores (más bien ‘desvestidores’) en los que poder dejar la ropa, aunque hay una buena noticia para los vergonzosos: el nudismo no será obligatorio, se podrá pedir una túnica con la que tapar las vergüenzas.

Eso sí, en un lugar en el que todos están desnudos, dejarse la ropa puesta quizás no sea la mejor idea del mundo… ¿qué llama más la atención? ¿unos senos que han caído rendidos ante la fuerza de la gravedad o una ‘mirona’ que se ha colado a ver qué encuentra?

Si la experiencia no termina de seducirles, sepan que The Bunyadi tiene ya más de 26.000 reservas… y que solo puede atender a 42 personas por turno, así que pidan cita ya y mientras se lo van pensando, ¡de momento vayan entrenando en casa por lo que pueda pasar!

Haz click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

To Top